UA-105686462-1

¿Cómo ser proactivo?

Publicado el 18 septiembre, 2017 con 0 comentarios

Victor E. Frankl, psiquiatra sobreviviente de un campo de concentración nazi, fue quien acuñó el término, Definía a la proactividad como “la libertad para elegir nuestra actitud frente a las circunstancias que nos ofrece nuestra propia vida. Siempre podemos elegir cómo actuar” . Frankl consideraba que en las personas proactivas prevalecía la libertad de elección sobre las circunstancias adversas, pudiendo adoptar sus personales líneas de conduct.

En líneas generales existen tres tipos de posturas frente a una actividad. Se puede ser inactivo, reactivo o proactivo. El inactivo es el que no hace nada frente a la situación, no se involucra en la misma, no responde. El reactivo es el que reacciona una vez que la situación se presenta, da una respuesta posterior al surgimiento del acto. El proactivo es el que se anticipa a la acción, el que sabe lo que puede suceder y prepara su estrategia para actuar en consecuencia.

Esta anticipación denota una serie de características: actuación rápida, modificación de la forma usual de realizar las cosas, toma de la iniciativa y dar paso a la acción, perseverancia, búsqueda constante de información e interpretación de la misma de manera efectiva y afronta asertivamente el cambio.

Para ser proactivos debemos tener en cuenta las siguientes situaciones:

  • Los valores deben guiar nuestra acción.
  • Los mismos son: honestidad, lealtad, confidencialidad, responsabilidad, confianza, creatividad, trabajo en equipo.
  • Debemos conocer nuestras fortalezas y debilidades.
  • Debemos contar con inteligencia emocional
  • Afrontar positivamente el cambio y la incertidumbre.
  • Asumir los fracasos como oportunidades de aprendizaje.
  • Generar nuevas ideas para enfrentar los problemas.
  • Desafiar lo convencional y anticipo de futuros escenarios.

Este impulso a la actividad se condice con lo que dice Woody Allen: “Las cosas no se dicen, se hacen; porque al hacerlas se dicen solas.”
Estas sugerencias no son una receta a seguir. Se trata de tomar una postura activa ante las situaciones, construyendo los escenarios que se presentan en nuestras vidas como fruto de nuestras acciones a partir de saber conscientemente qué somos capaces de hacer y de dar y que escapa de nuestras posibilidades. La persona proactiva configura el mundo en el que vive y no reacciona frente a las cosas de manera sorpresiva ya que sabe que su accionar le permite tener una libertad de acción que lo responsabiliza sobre lo que hace.

Javier Vainstein | Psicólogo clínico especialista en adicciones, manejo de la ansiedad y depresión.
Integro (www.integro.pe) | javierlconsulting@hotmail.com | 01 622 9314/ 946 431 455

Deja tu comentario